Glifosato

Enfoque transparente de los aspectos de seguridad y uso de los herbicidas que contienen glifosato

Menu
Búsqueda

Situación sin precedente: la política triunfa sobre la ciencia

El GTF (Grupo Especial de Trabajo sobre Glifosato) está profundamente decepcionado con el resultado de la reunión del día de hoy, durante la cual los Estados Miembros ignoraron categóricamente el consejo científico para la renovación de la aprobación del principio activo glifosato.

Los Estados miembro votaron por mayoría calificada durante el Comité de Apelaciones el lunes 27 de noviembre para aprobar el uso de glifosato en la UE durante un período de solo 5 años. El GTF considera que esta decisión es discriminatoria respecto de glifosato, no se relaciona con ninguna evaluación científica, y está principalmente influida por la percepción popular y fomentada por la política.

Las minuciosas evaluaciones de riesgo completadas por BfR (Instituto Federal Alemán para la Evaluación de Riesgos), EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y ECHA (Agencia Europea de Productos Químicos) claramente concluyeron que el glifosato no impone riesgos inaceptables. La revisión de la UE representó una evaluación extensa y exhaustiva del glifosato. El expediente sobre el glifosato incluye más de 90.000 páginas de datos e información, incluyendo 353 estudios nuevos. Su resultado refleja conclusiones basadas en la ciencia y en el peso de la evidencia.

Un proceso reglamentario confiable y previsible en la UE es la única forma de aportar certeza para la industria, los productores agrícolas y la amplia gama de usuarios del glifosato.

La extraordinaria politización del proceso de la UE para renovar la aprobación del glifosato no tiene paralelos, y muy probablemente tenga consecuencias a largo plazo en la integridad de las instituciones de la UE y el proceso regulatorio para garantizar la seguridad de principios activos en la UE.

La imprevisibilidad y la falta de certeza sobre el resultado de dichas decisiones también probablemente comprometan las inversiones futuras de la industria agroquímica en la UE. Las decisiones de este tipo deben basarse plenamente en la ciencia y no estar promovidas por presión política o presiones de los medios de comunicación o de organizaciones no gubernamentales.

En el plazo inmediato, esta decisión perjudica gravemente la credibilidad del marco legislativo de la UE dentro del contexto internacional, y pondrá al sector agrícola europeo en una desventaja competitiva.

Last update: 09 Diciembre 2017