Glifosato

Enfoque transparente de los aspectos de seguridad y uso de los herbicidas que contienen glifosato

Menu
Búsqueda

Seguridad: Autorización de los productos para la protección de plantas

© Alexander Raths - fotolia.com

Las malezas y las plagas de las plantas han presentado un reto para los agricultores desde que los seres humanos iniciaron la práctica de cultivos. Muchas especies de malezas pueden destruir con facilidad la mitad de una cosecha. Por ejemplo, la grama común,  un invasor frecuente en los campos cerealeros en Europa, puede reducir los rendimientos de la cosecha en hasta un 60%.

Los métodos químicos para el control de las malezas siempre han sido vistos como una solución atractiva dada su relativa conveniencia de costo y su facilidad de uso, y por lo tanto, los herbicidas han desempeñado un papel clave en nuestra producción de alimentos, forrajes y fibra durante los últimos 60 años. Sin embargo, los herbicidas han entrado en contacto con los agricultores, los alimentos y el ambiente. Para asegurar que no significan un riesgo irrazonable, la ley estipula procedimientos exhaustivos para las evaluaciones de riesgo. En la Unión Europea, y en la mayoría de los demás países del mundo, ningún producto de protección para plantas puede usarse a menos que se haya confirmado que no representa un riego irrazonable a la salud de los consumidores, los agricultores, los residentes locales y quienes visiten las zonas de cultivos, y que no causa efectos inaceptables en el medio ambiente.

Las empresas que desean registrar productos herbicidas para usar en la UE deben presentar una solicitud ante la autoridad nacional competente. La solicitud debe incluir información sobre análisis científicos exhaustivos que hayan investigado:

  • La identidad y propiedades físico-químicas del principio activo;
  • Su destino y conducta ambientales
  • Los posibles efectos en el medio ambiente, los animales y la plantas que no está dirigido a afectar y los microorganismos (ecotoxicología)
  • Los posibles efectos en los mamíferos (toxicología)
  • Los residuos en los cultivos, los alimentos y los forrajes, con métodos analíticos adecuados para la detección de residuos.

Los principios activos – como el glifosato –  primero se aprueban a nivel de la UE, lo que incluye una evaluación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Si se considera que no representan riesgos inaceptables para las personas o el medio ambiente, estas sustancias se incluyen en la lista de principios activos aprobados de la UE. Esta aprobación es válida por un período máximo de 10 años, pero puede estar sujeta a condiciones, revisarse en cualquier momento, y también puede renovarse.

Todas las evaluaciones del glifosato realizadas por autoridades reglamentarias hasta la fecha han concluido que el glifosato no impone riesgos inaceptables a la salud humana, el ambiente o los animales y plantas a las que no está dirigido su efecto. El hecho de que el glifosato se une fuertemente al suelo y de que se degrada con rapidez en el suelo y el agua son factores significativos en su favorable perfil de seguridad. La baja toxicidad general del glifosato y su buen perfil de seguridad son beneficios importantes que han contribuido al amplio uso de los productos para la protección de plantas a base de glifosato.

Siga leyendo:

Last update: 24 Noviembre 2014