Glifosato

Enfoque transparente de los aspectos de seguridad y uso de los herbicidas que contienen glifosato

Menu
Búsqueda

Perfil de seguridad del glifosato para la salud humana

Desde su introducción hace ya casi 40 años se lo ha sometido a cientos de pruebas de laboratorio y de campo para evaluar su impacto en la salud humana y el medio ambiente.  Dado que el glifosato ha sido adoptado ampliamente para el control de las malezas en la agricultura, la industria y los jardines de los hogares, tal vez sea el principio activo más estudiado de entre los utilizados en los productos herbicidas, y ha sido el objeto de cientos de publicaciones científicas.

En la UE, el glifosato se aprobó en 2002 por un período de diez años. La evaluación en relación con la salud humana se basó en los resultados de más de 200 estudios toxicológicos. La conclusión general de este análisis fue que el glifosato satisface todos los requisitos de seguridad establecidos por las directivas pertinentes de la UE y no representa riesgos inaceptables a la salud humana. Esta opinión también ha sido confirmada por todas las evaluaciones de seguridad posteriores realizadas por agencias reglamentarias oficiales, y también por el nuevo expediente reglamentario presentado parar el  proceso de evaluación del glifosato en curso en 2012, que incluye estudios nuevos realizados según las pautas más recientes.

La evaluación del glifosato en relación con la salud humana se basó en los resultados de estudios de toxicidad oral, dérmica y por inhalación, al igual que en experimentos de alimentación en ratas, ratones, conejos y perros. Además, los estudios crónicos y genotóxicos evaluaron los posibles efectos del glifosato en el desarrollo y en el ADN de mamíferos. Los análisis de estos estudios4,7,8,9,10concluyeron que:

  • El glifosato sólo cuenta con muy leve toxicidad aguda
  • No es cancerígeno, y no tiene efectos mutagénicos, o sea, que no altera el ADN
  • El glifosato, al ingerirse, no se metaboliza y se elimina del cuerpo con rapidez, mayormente inalterado. No tiene buena absorción a través de la piel, y no se acumula en los tejidos animales.
  • El glifosato no es perjudicial para la reproducción o el desarrollo de los animales de prueba. Una serie de estudios con ratas y conejos no halló indicaciones de que el glifosato presentara ningún peligro específico para la reproducción o el desarrollo de la cría. Si bien en algunos casos se observó un peso más reducido en los cachorros, esto sólo ocurrió con niveles de dosis muy elevados, muchos miles de veces superiores a los previstos como dosis diaria máxima en los seres humanos.
  • El glifosato no interfirió con los sistemas endocrinos (hormonales) en una amplia variedad de estudios con animales.

Referencias

 

Siga leyendo:

Last update: 19 Agosto 2013