Glifosato

Enfoque transparente de los aspectos de seguridad y uso de los herbicidas que contienen glifosato

Menu
Búsqueda

¿Hay alguna evidencia de que el glifosato causa cáncer?

Los extensos estudios toxicológicos en animales han demostrado que el glifosato no produce cáncer5,14,17,18. Durante los 40 años de su uso el glifosato ha sido sometido a evaluaciones de seguridad por parte de expertos reglamentarios y paneles de revisión autorizados, quienes también han investigado su potencial cancerígeno. Ninguna de estas evaluaciones ni tampoco los estudios a largo plazo con ratas y ratones han sugerido ningún efecto cáncerígeno asociado con el glifosato.

Una serie de estudios epidemiológicos también se ha concentrado en las cuestiones de salud asociadas con la exposición a pesticidas. Uno de los estudios epidemiológicos en mayor escala sobre la exposición a pesticidas y los resultados para la salud es el Estudio de Salud en la Agricultura (Agricultural Health Study o AHS), que incluyó aproximadamente 57.000 agricultores de los EEUU que aplican herbicidas6,16. Los artículos publicados en base a estos datos varían en el grado de especificidad de sus conclusiones en lo que se refiere a pesticidas en general, clases de pesticidas y en algunos casos, insecticidas, herbicidas o fungicidas individuales. Mientras que algunos de estos artículos mencionan específicamente al glifosato, ninguno logra establecer asociaciones fundadas con ningún cáncer específico resultante.

(© iStockphoto.com/ Nicolas Loran)

Otros estudios no han podido identificar una asociación entre el glifosato e incidencias de cáncer de ningún tipo. No obstante, en un estudio de Costa Rica11 se informaron asociaciones entre la exposición a pesticidas de los padres y la leucemia infantil. Sin embargo, los resultados no pueden interpretarse específicamente para el glifosato dado que la exposición se estimó junto con la de “otros pesticidas”. Otro artículo informó una asociación entre el linfoma no Hodgkin y el glifosato7, pero este hallazgo no pudo reproducirse en un estudio posterior realizado por el mismo grupo de investigadores4. En el AHS16, no se observó ninguna asociación entre el glifosato y ningún cáncer, incluyendo cáncer de pulmón, de la cavidad oral, del colon, del recto, pancreático, renal, de la vejiga, prostático, melanoma, todos los cánceres linfohematopoiéticos y linfoma no Hodgkin. Un artículo reciente con una reseña de estudios epidemiológicos relacionados con glifosato, en los cuales el cáncer fue un criterio de valoración, aporta un resumen consolidado de los estudios epidemiológicos con cáncer pertinentes y concluye que no puede establecerse una relación entre el glifosato y ningún resultado de cáncer sobre la base del considerable volumen de datos epidemiológicos publicados10.

También cabe destacar que en todos los estudios epidemiológicos se estimó que el nivel general de exposición de los agricultores que aplican glifosato y sus familias es muy bajo. Los datos de exposición al glifosato obtenidos de los participantes en un estudio de salud en los agricultores publicado en 2004 y 2005 se utilizaron para calcular una dosis sistémica media geométrica para los agricultores que aplican glifosato. Aún para los agricultores que aplicaban glifosato en superficies de hasta 162 hectáreas, la dosis media geométrica fue de sólo 0,0001 mg/kg/día, que aproximadamente representa un 0,03% del nivel de exposición aceptable actual del operador (AOEL, por sus siglas en inglés) para el glifosato en la UE, 1,9.

 

Referencias

 

Siga leyendo:

Last update: 22 Agosto 2013